4 trucos para ahorrar viajando

Sin duda, uno de los miedos que se le presentan de entrada a los viajeros es cuánto dinero están dispuestos a gastar y hasta dónde es posible ahorrar viajando. En este artículo intentaremos ofrecerte algunos trucos en los que los amantes de los viajes concuerdan para conseguir que ahorres un poco más en tu próxima escapada.

Está claro que ni todos los países se rigen por las mismas reglas, ni que todas las zonas dentro de un mismo estado son iguales a este nivel. Pero, aún así, los trucos que te proponemos son casi universales:

1-EL AHORRO EN COMIDA

En este aspecto, es necesario evitar comprar y comer en las zonas que identifiques como turísticas, ya que, como es evidente, la factura podría llegar a duplicar el precio que pagarías en un local unas cuantas calles más alejado del centro. Otro truco que también obvio, pero que solemos olvidar por las prisas, es intentar no comer en los aeropuertos. Los precios siempre son abusivos y la calidad deja mucho que desear. ¿Quién no ha pagado 3 euros por una botella de agua? El dinero que puedes ahorrar en comida es muy significativo en un viaje, aunque esto no quiere decir que no puedas disfrutar de la gastronomía de allí a donde viajes.

2-LLEVA SIEMPRE METÁLICO, NO TARJETAS

Aunque está bastante extendido el discurso de que es peligroso llevar mucho dinero encima cuando viajas, pocas son las voces que nos hablan de las comisiones abusivas que tendremos que pagar por el mundo adelante cuando queramos retirar dinero en cualquier cajero. Puedes intentar organizarte de manera que puedas sacar dinero para subsistir un par de semanas, además, así también podrás controlar mejor tus gastos.

 

3- VIAJA CON SEGURO MÉDICO

No es normal caer enfermo ni tener un accidente durante un pequeño periodo vacacional, pero, aún así, es inimaginable la cantidad de dinero que podrías llegar a pagar por la factura de un hospital en aquellos países donde la Seguridad Social brilla por su ausencia.

 

4-LEE BLOGS DE GENTE QUE HA ESTADO ALLÍ

El consejo más importante, sin duda, es informarse. Una vez hayas decidido hacia dónde vas a viajar, tendrás que hacer una investigación en tu ordenador sobre blogs de viajeros y viajeras que cuentan su experiencia. De ellos irás sacando pequeñas ayudas adaptadas a tus necesidades y además te irás haciendo una idea de cómo es el sitio al que vas. Esto te ahorrará tiempo y dinero.